Gracias al programa Tómate la Vida en Serio, con el cual se previenen accidentes viales derivados de la ingesta de alcohol al conducir, la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Querétaro trasladó ante el Juez Cívico a 61 hombres y 7 mujeres.

En las bahías de revisión que fueron instaladas en diversos puntos estratégicos de la capital, los oficiales realizaron un total de 688 pruebas de alcoholimetría a conductores de vehículos, asegurando a 68 personas por rebasar los límites permitidos para manejar un automóvil, por lo que fueron enviados al “Torito y Vaquita”.

Asimismo 66 vehículos fueron trasladados al corralón, ya que no llevaban acompañantes o los propietarios no estaban en condiciones para conducir.